top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarmen Bes

¿POR QUÉ ES TAN DIFÍCIL SER FELIZ?

Actualizado: 18 jun 2020

¿Por qué es tan difícil ser feliz?


¡Con el empeño que ponemos en ser felices y lo difícil que resulta! Parece una broma pesada.


Para explicar el porqué es tan difícil conseguir la felicidad, tengo que hablar nuestra evolución como Homo Sapiens.(Poco, tranquilos!)


Trata de imaginarte a nuestros antepasados cazadores-recolectores tratando de cubrir sus necesidades básicas: alimento, cobijo, etc. Trata de imaginar la cantidad de peligros y dificultades a los que se enfrentaban, trata de imaginártelos en grupo, en mitad de la noche, quizás escuchando algún ruido que no eran capaces de identificar con claridad, con miedo a quedarse solos... y quizás así empezarás a comprender porqué nuestra mente está configurada desde entonces para ayudarnos a sobrevivir en un mundo plagado de peligros.


The croods, una película ideal para ver con niños.


La prioridad de nuestra mente era detectar y anticipar todos los peligros posibles para así, gracias a la anticipación: evitarlos. Y, la vista de cualquiera está, que la mente ha conseguido su propósito, pues somos la especie con mayor número de miembros en la superficie del planeta Tierra.


Supervivencia: esta es la razón por la que la mente anticipa y se preocupa constantemente por aquello que cree que nos puede dañar o generar malestar, incluyendo ser rechazados por el grupo.


Menuda gracia, ¿eh? Porque ahora los peligros que anticipa la mente son.. ¿Qué pasará si salgo a la calle yo sola?, ¿seré suficientemente bueno con los procedimientos de limpieza?,¿Cómo puedo hacer para conseguir mantener mi trabajo en esta situación? ¿Y si cuándo voy al supermercado puedo contagiarme? Y un largo etcétera de anticipaciones por situaciones reales o imaginarias que pueden ser peligros reales o no serlo. Ahora mismo estamos de acuerdo en que el COV-19 es un peligro pero aún así, esta anticipación y miedo pueden bloquearnos mucho.


A lo largo de nuestra vida, nos han hecho creer que podemos escapar de todos estos pensamientos aunque sea literalmente imposible, pues la vida supone dolor y no hay forma de escapar de él. Pero, si bien es cierto que no podemos librarnos de esos pensamientos y sentimientos desagradables, sí podemos aprender a manejarlos, podemos hacerle espacio a esas sensaciones, superarlas y crear una vida que merezca la pena ser vivida.


Existen varias creencias que contribuyen a que la felicidad se esté convirtiendo en el Arca Perdida y que la mayoría no seamos como Indiana Jones.


1. LA FELICIDAD ES EL ESTADO NATURAL DEL SER HUMANO


Nuestra cultura insiste en que la felicidad es el estado natural de las personas, lo que genera que muchas personas piensen que todos los demás son felices menos ellas. A esta idea contribuyen el mundo de las redes sociales a las que muchas personas perjudican seriamente y les incrementa la sensación de infelicidad al compararse con los demás, sin cuestionar toda la realidad de esas personas.


2. SI NO ERES FELIZ ES QUE ALGO VA MAL EN TI


La sociedad considera que si sufres mentalmente tienes un problema. Si bien antes explicaba que la mente está preparada para anticipar los peligros y por lo tanto lo más normal es que puedas sufrir por aquellos pensamientos y emociones que surjan en tu vida.


3. TIENES QUE ELIMINAR TODOS TUS PENSAMIENTOS NEGATIVOS


El mensaje que se nos transmite es que hay que pensar en positivo, hay que tratar de eliminar cualquier pensamiento negativo y nos enseñan técnicas que cómo si fuese lejía que tratan de eliminar una mancha en la ropa de color, aunque eso signifique dejar para siempre la prenda de ropa estropeada.


4. TIENES QUE CONTROLAR TUS PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS


No somos capaces de controlar todo aquello que pensamos y sentimos pero sí que somos capaces de controlar nuestros actos y es hacia allí donde tiene que estar enfocada nuestra energía para el cambio.


Todas estas creencias contribuyen a la lucha con nuestra naturaleza humana y nos alejan de nuestra anhelada felicidad.


Felicidad, que es interpretada por muchas personas por ese momento de placer o alegría que nos proporcionan fugazmente algunas experiencias en la vida. Esta manera de concebir la felicidad suele ser lo que más nos dificulta conseguirlo, ya que es difícil permanecer en esa sensación constantemente y además hasta lo más placentero de manera repetida puede dejar de serlo.


Imaginad vuestra vida alimentándoos solo de chocolate, para desayunar, para almorzar, para comer, para merendar, para cenar… Y no dudo de las grandes cualidades del chocolate.. pero el hartazgo.. ¡enfin! Aquello placentero puede convertirse en una tortura.


Me chifla el chocolate, pero oscuro, como dice mi abuela.

La felicidad hay que tratarla con suavidad, si la intentas aferrar demasiado la perderás, pues nada hay que genere tanta infelicidad cómo el persistente esfuerzo en ser feliz.


¿De qué otra forma podemos concebir la felicidad?


Os propongo pensar en ella como una vida rica, plena y llena de sentido.

Felicidad sería cuándo actuamos para lograr las cosas que nos importan de corazón aunque para ello haya que vivir emociones y pensamientos desagradables.


Un abrazo

Carmen

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page