top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarmen Bes

Agilidad emocional

Hoy quiero hablarte de una habilidad que puede ayudarte mucho en la aceptación de tus emociones y en cómo convertirte en alguien inteligente a nivel emocional sin tener que negar aquello que sientes o tratar de cambiarlo.



La agilidad emocional es el proceso que nos permite cambiar o mantener nuestras acciones para vivir de tal manera que estemos actuando conforme a nuestros valores y como son muy fan de los valores, me he puesto a investigar sobre el tema.




El proceso consta de 4 pasos:


1. DARSE CUENTA

Darte cuenta de tus propios pensamientos sobre algo, de tus emociones y tus comportamientos. Se trataría de dedicar un ratito a observarte, a reflexionar sobre aquello que ocurre en tu interior y más importante si cabe a observar cómo te comportas.


En la web tenéis audios para practicar la observación del momento presente que pueden ayudaros a realizar este primer paso.




2. TOMAR DISTANCIA

En terapia uso en multitud de ocasiones la metáfora del ajedrez.


Imagina que un tablero de ajedrez en el que hay fichas blancas y negras jugando una partida. Las blancas (pensamientos o emociones que te gustan), las negras (pensamientos o emociones que no te gustan).


¿Lo has imaginado?


Si la respuesta es sí, ahora quiero que me digas quién eres tú. ¿Las blancas? ¿Las negras?…

O, ¿Quizás eres el tablero puesto que lo contienes todo, tanto los pensamientos “positivos” como los “ negativos”?


Cuando tomamos distancia nos damos cuenta de que somos algo más que nuestros pensamientos e igual que en el juego de ajedrez en el que decidimos la jugada a realizar, en el tablero de nuestra mente podemos decidir si prestamos atención a una otra pieza o a un pensamiento u otro.


3. SEGUIR TU CAMINO

La traducción libre que hago de esta parte sería: no pierdas el tiempo en tonterías y céntrate en lo que te importa verdaderamente.

Si para ti las personas importantes de tu vida son 3, céntrate en ellas.

Si para ti lo importante en tu vida es el deshielo del polo norte, céntrate en ello.

Si para ti es importante aprender, céntrate en ello,

Si para ti es importante leer, hazlo.

En esto último tengo un matiz importante: "La vida es demasiado corta para leer libros malos" A. Schopenhauer. Quizás puede aplicarse más cosas ¿no?

La vida es demasiado corta para invertir tu tiempo en aquello que no está conectado con tu filosofía de vida.


4. ADÁPTATE POCO A POCO

Ve incorporando en tu vida pequeños cambios para ir consiguiendo ser esa persona que te gustaría.


No subestimes el poder de las pequeñas acciones, son los detalles los que marcan la diferencia.


Imagina dos aviones que salen del mismo aeropuerto pero uno de ellos desviase su trayectoria unos grados, después de horas de vuelo acabarían en destinos muy diferentes.


Con la vida de las personas, pasa lo mismo.

Tus hábitos pueden cambiarte la vida.



131 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page